¿Cómo hacer un vermicompostador casero?

¿Sabías que puedes fabricar tu propio vermicompostador casero? En efecto, aunque en el mercado existen diferentes modelos, tienes la opción de elaborar el tuyo. Solo necesitas poner manos a la obra y activar tu creatividad. Para ayudarte con ello, te traemos una excelente guía, te resultará muy útil y con pocos pasos podrás realizarlo.

vermicompostador casero
Vermicompostador casero en poliespán. Fuente: Humusyfertilizantes.com

Antes que nada, debes saber que un vermicompostador es un como un pequeño ecosistema que, para que funcione y cumpla al máximo su propósito, necesita mantenerse en un equilibrio adecuado, en cuanto a luz, temperatura, humedad, acidez, etc.

¿Qué es el vermicompostaje?

El vermicompostaje es un proceso biotecnológico que utiliza las lombrices. Su finalidad es transformar los residuos orgánicos en lombricompost o humus de lombriz, un fertilizante orgánico 100% natural. Si quieres informarte sobre el proceso biotecnológico y químico detrás, échale un vistazo a este artículo.

Este proceso permitirá a cualquier persona maximizar el cultivo de lombrices, por lo que se obtendrá mayor cantidad de lombricompuesto o humus de lombriz.

Se trata de la descomposición de los residuos orgánicos, el mismo compostaje casero que conocemos de toda la vida. Sin embargo, existe una diferencia notable; el vermicompostaje acelera la transformación, pero con la ayuda de una especie muy concreta de lombriz. Se trata de la lombriz roja californiana, también conocida como Eisenia andrei.

Una de las grandes ventajas de este sistema es que se puede hacer dentro de casa, ya que no necesitamos una gran cantidad de residuos orgánicos.

¿Cómo funciona un vermicompostador?

El proceso de un vermicompostador es sencillo: los residuos orgánicos son depositados en la primera bandeja, donde son atacados en un principio por las bacterias, hongos, ácaros, etc.

En las bandejas inferiores se ubican los gusanos, buscan la comida y van hacia las bandejas superiores, alimentándose de los residuos de la primera descomposición, momento en el que comenzará el sistema a ponerse en marcha.

Hay que tener en cuenta que, dado un cierto nivel de humedad, se producirán líquidos (lo que se puede controlar de una forma sencilla y eficaz agregando más o menos cartón).

La degradación de los residuos orgánicos de color verde liberará el agua que contienen, por tanto no será necesario rociar o aportarles más agua a los residuos.

Cuando una bandeja esté completamente llena, se puede agregar una vacía encima. La ventaja es que están perforadas y los microorganismos pueden ascender fácilmente a la bandeja superior.

Pasados, aproximadamente, unos 4- 6 meses, la bandeja que contiene los primeros residuos orgánicos se transforma en su totalidad en lombricompost, que ya estaría listo para recolectar. Una forma de identificar que está terminado es saber que no se apreciarán los residuos.

Sin embargo, si aún se observan algunos residuos orgánicos (porque estos se degradan más lentamente que el resto), será posible retirarlos y colocarlos en la bandeja superior, con los nuevos residuos. De esta forma, seguirá el proceso de descomposición.

Si observas algunas lombrices vivas en el vermicompost, es porque el lombricompost aún no está totalmente maduro. En ese caso, existen dos opciones: dejarlo un tiempo más, o retirarlo y dejarlo madurar en otra bandeja diferente.

Es importante saber que dejar algunas lombrices en el vermicompost no ocasiona problema alguno.

cómo hacer un vermicompostador casero

Materiales necesarios para hacer un vermicompostador casero

Es posible hacer un vermicompostador casero con diversos materiales, como cubos de plástico, cajas de madera, neumáticos viejos, entre otros.

A continuación, te indicaremos cómo fabricar un vermicompostador casero con cajas de poliespán reutilizadas.

Para comenzar, deberás ubicar los siguientes materiales:

  • 2 o 3 cajas de poliespán
  • 1 botella vacía
  • Herramientas (tijeras, destornillador, taladro y silicona)
  • Una válvula o pitorro de salida
  • Lombriz roja californiana
  • Sustrato de fibra de coco natural, compost o tierra
  • Poso de café
  • Residuos orgánicos, desechos de cocina.

Proceso para fabricar un vermicompostador casero

Una vez seleccionados los materiales para el vermicompostador casero, deberás seguir los siguientes pasos:

  1. Realiza agujeros en el fondo, en las paredes y en las tapas de las cajas de poliespán.
  2. En una de las cajas (que en este caso sería la última), instala la válvula o pitorro de salida que será usada para recoger el humus recolectado. Para eso, realiza un agujero en la parte inferior de la caja, sella con silicona para evitar posibles pérdidas.
  3. Rellena la base de la caja superior con el sustrato de fibra de coco natural, el compost o tierra.
  4. Agrega las lombrices encima de la base, junto con los posos de café y los residuos orgánicos.
  5. Corta la base de la botella vacía. Seguidamente, añade a la otra bandeja. Quedará como una especie de isla para rescatar a las lombrices y, así evitar que se ahoguen.
  6. Coloca la caja con los desechos y las lombrices, una arriba de la otra. El objetivo es que no se muevan.

Una vez realizados estos pasos, ya tendrás listo tu vermicompostador casero.

¿Por qué deberías tener un vermicompostador en casa?

El vermicompostaje tiene numerosos beneficios. Ideal para reciclar restos de comidas y materias orgánicas que se generan en casa. De esta manera, se crea materia viva para usarlas en cultivos, huertos y jardines en casa.

Además, este proceso contribuye a descontaminar y proteger el medio ambiente.

Comparándolo detenidamente con un compost tradicional, el vermicompostador casero tiene los mismos beneficios que el primero. Sin embargo, el vermicompostaje tiene mayores ventajas, todo gracias a la presencia y acción de las lombrices dentro de él.

Ventajas del abono orgánico

Son numerosas las ventajas que podemos obtener del abono orgánico de lombriz o humus de lombriz, entre ellas destacan:

  • Aporta nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas.
  • Añade materia orgánica a los cultivos.
  • Facilita el desarrollo de las plantas, debido a una mejora de la estructura.
  • La composición del suelo es favorecida, mejorando la filtración y retención del agua.
  • Alimenta a las plantas, cultivos, ya que produce una especie de abono natural.
  • Mayor crecimiento de muchos tipos de microorganismos, beneficiosos para el suelo.
  • Incremento de la absorción de nutrientes.
  • Es efectivo para inhibir las plagas y enfermedades, relacionadas con el suelo y la tierra.

El vermicompostaje es un producto altamente beneficioso para los huertos y jardines. Todo se debe a sus propiedades regeneradoras y fertilizantes del suelo.

Deja un comentario